Calle Barão da Torre, 107 - Ipanema | RJ
+55 (21) 2227-1703 | WhatsApp +55 21 96472-6282
info@bonitaipanema.com
Reserva
Sobre la Bonita

La Casa

bonitaipanema

Mientras fue el lar del maestro Tom Jobim, era común oír música por la casa. Esa alegría fue conservada en la posada a través de los colores y de las risas de los que pasan por allá. Además de ofrecer un agradable espacio al aire libre y un exquisito desayuno, la casa es el punto de partida para empezar a conocer el Río de Janeiro de Ipanema, uno de los barrios más famosos de la ciudad.

Historia

bonitaipanema

Piensa en grandes nombres que han marcado o influenciado la música en el mundo. Bob Dylan, Ray Charles, Frank Sinatra, Louis Armstrong y la banda The Beatles son solo algunos ejemplos. Ahora imagina todos ellos disputando el mayor premio de la música mundial. En 1964 eso realmente ocurrió, pero la música ganadora del Grammy, considerado el Oscar de la música, era brasileña: ‘Garota de Ipanema’. La composición fue creada en 1962, año que Tom Jobim se mudó a la casa donde hoy funciona la Bonita Ipanema Pousada & Hostel. Pero solo dos años después la composición del maestro y del poeta Vinícius de Moraes corrió el mundo, pues quedó eternizada en las voces de João Gilberto y su mujer, Astrud Gilberto. La música tuvo tanto éxito que Frank Sinatra decidió grabar un disco de bossa nova e invitó Tom Jobim para ayúdalo. Pero el maestro y el poeta hicieran mucho más que crear aquella que disputa con ‘Yesterday’, de los Beatles, el título de segunda música más regrabada del mundo. El dúo eternizó el barrio de Ipanema e hizo él tornarse una parada obligada para turistas. Durante tres años, las paredes de la Bonita oyeron las músicas de los amigos Tom y Vinícius. Décadas se han pasado, pero todavía es posible escuchar la historia de esa casa mientras anda por los pasillos. Ella está en las paredes, en el bar y en los colores, cultivaba la alegría con los amigos que han marcado la música para siempre.

Explore Ipanema

bonitaipanema

No pienses que el único beneficio en alojarse en Ipanema es quedar cerca de una de las playas más conocidas del mundo. En esta región, el turismo es fuerte a cualquier hora del día o de la noche. Entonces echa un vistazo en los consejos para aprovechar cada segundo en la ciudad como un verdadero carioca.

Farme de Amoedo: La calle, conocida por ser un sitio que reúne homosexuales, está a pocos pasos de la Bonita. Bares y fiestas hacen de la región una de las más animadas para los que quieren aprovechar la noche y conocer a gente nueva.

Feira de Copacabana: Esa feria nocturna al aire libre existe desde los años 80 y reúne desde artículos de moda hasta antigüedades. Mientras aprovechas la artesanía local, el visitante todavía disfruta la orilla de Copacabana por la noche.

Feira de Ipanema: Para los que les gustan de productos manuales, esa feria en la plaza Gerenal Osório es la mejor opción. Todos los domingos, cariocas y turistas se reúnen en esa feria abierta para comprar productos que ni siempre son vendidos en las grandes tiendas a un buen precio.

Forte de Copacabana: El fuerte fue construido en el fin del siglo XIX para impedir la aproximación de posibles buques enemigos en la Baía de Guanabara. También fue escenario de muchos eventos que han marcado la historia de Brasil, como el Movimento Tenentista. Hoy, es más conocido por alojar el Museo Histórico del Ejército y el Forte de Copacabana.

Café do Forte: La Confeitaria Colombo es uno de los sitios más tradicionales de la ciudad. Y tú puedes experimentar uno de sus exquisitos aperitivos sin tener que andar mucho, ya que el Café do Forte está dentro del Forte de Copacabana. Allá tú tienes el privilegio de comer mientras disfrutas de la vista de toda la orilla de la playa.

Garota de Ipanema: Ubicado a 7 minutos de la Bonita, ese bar y restaurante no está en la calle Vinícius de Moras por nada. Él era muy frecuentado por el poeta Tom Jobim cuando todavía era conocido como Bar Veloso. Fue de allá que el dúo vio a Helô Pinheiro andando a camino del mar. Ese instante inspiró la música que rebautizó el bar años después.

Lagoa Rodrigo de Freitas: Escenario de eventos acuáticos de las Olimpíadas, la Lagoa es uno de los sitios más agradables del Río y uno de los preferidos de los cariocas para andar en bicicleta, patín o monopatín. Desde diciembre hasta enero, todavía es posible apreciar la Árvore da Lagoa, el mayor árbol de navidad flotante del mundo.

Pedra do Arpoador: La piedra divide las playas del Arpoador e del Diabo. Es uno de los sitios favoritos de los cariocas y turistas. Allá ellos se reúnen para aplaudir la puesta de sol, un hábito en la orilla carioca.